Visita a la intervención de GRIEGC en Castejón del Puente (Huesca)

El jueves 28 de julio, un grupo de socios de LTO nos desplazamos hasta Castejón del Puente (Huesca). Muy próxima a esa localidad, en el Tozal de las Aguaderas, se encuentra una sorprendente posición republicana, perteneciente a la Línea del Cinca, cuya recuperación se inició hace más de una década, y que nuestros amigos de GRIEGC están completando en la actualidad. Durante más de una hora, escuchamos encantados las explicaciones de Adrián Cabezas, Joel Ametlla y Oriol Riart, sobre el largo y complejo proceso que una intervención de estas dimensiones exige.

No sólo se trata de volver a cavar las antiguas y colmatadas trincheras. Detrás de este trabajo, más visible, hay una larga tarea de contacto con las corporaciones municipales, investigación en archivos, prospección, procesos administrativos y catas arqueológicas. Y tampoco hay que olvidar que sólo un par de años después de realizada la recuperación, la naturaleza vuelve a reclamar lo que le pertenece, y es neceario volver a quitar la maleza, basuras y tierra acumulada.


La posición consta de una trinchera perimetral que rodea la loma, en uno de cuyos extremos hay un fortín cuadrado, y en el otro una serie de cuatro nidos comunicados mediante una galería. En la parte superior hay un observatorio.

Lo más sorprendente es la increíble perfección con la que se realizaron los nidos, y sobre todo los refugios interiores. Paredes y cúpulas reforzadas con ladrillo, aplicados sin duda por albañiles profesionales que podían esmerarse en su trabajo durante meses al tratarse de una posición alejada del frente. Ahora que gracias a GRIEGC todo luce como el primer día, el efecto de perfección es todavía más acusado.

Interior de uno de los refugios bajo la posición. Resulta sorprendente la calidad de la construcción en ladrillo.

Adrián nos permitió jugar a ser recuperadores de vestigios. ¡Qué ilusión poder cavar de verdad un rato!

Interior de la galería que comunica los nidos. No creo que estuvieran tan limpios ni cuando los hicieron en 1937.

Exterior de uno de los nidos. Cada uno tiene tres troneras. Pueden verse los grandes clavos de hierro que sujetaban las tablas del encofrado (hoy desaparecidas), y que se mantenían una vez acabada la obra para absorber los rebotes de posibles impactos de bala.

En ocasiones la buena voluntad no supone un acierto. En la primera intervención, realizada hace 15 años sin el asesoramiento de profesionales, alguien decidió que debían atenderse ciertas necesidades de los visitantes, no dudando para ello en convertir uno de los fortines ¡en un WC alicatado y todo!

A escasos 500 metros del Tozal de las Aguaderas se encuentra otra posición de la Linea del Cinca, en el paraje Partida de la Sierra. Una trinchera lineal se extiende cerca de la parte superior de la loma, lo largo de unos 200 metros. Cada 40 metros aproximadamente hay un refugio con doble entrada y forma de U, que al igual que los de Las Aguaderas están realizados en ladrillo con una calidad de obra asombrosa. Creo que nos metimos en todos, como es nuestro deber de exploradores. En algunos tramos de la trinchera, excavada en roca arenisca, aún pueden leerse algunas inscripciones: CNT, FAI, POUM.

Tras la interesante visita a los trabajos de recuperación del Tozal de las Aguaderas, tuvimos tiempo de investigar la próxima loma situada en la Partida de la Sierra.

Para finalizar nuestra intensa jornada, hicimos un alto en la Casa de los Pilotos, junto a lo que fue un aeródromo republicano intensamente utilizado en el frente de Huesca. La casa, de dos plantas, se conserva razonablemente, incluida la torre-observatorio, aunque el conjunto está lleno de basura y suciedad de animales.

Casa de los Pilotos, en el aeródromo de Castejón del Puente.

Y así concluía la interesante y completa excursión del día. Ha sido de las que nos gustan: vestigios recuperados, explicaciones profesionales, posiciones en estado salvaje para investigar, y un edificio en el que aún parecen escucharse los motores de los Polikarpov a punto de despegar. ¡Os animamos a unirnos a nosotros en la próxima salida!

Pedro Arqued Sanz

Pedro Arqued Sanz

Disfrutando a cada paso del camino. Aprendiendo de lo que me contáis los que me acompañáis en este apasionante viaje. Trabajando para que nada de esto desaparezca en el olvido.

A %d blogueros les gusta esto: