Estructura de los Archivos Históricos Militares de España

Cómo buscar el historial de un familiar que participó en la Guerra Civil (sin volverse loco)

Por lo que acostumbro a leer en internet, la búsqueda del historial de un familiar que perteneció al ejercito de tierra supone, para la mayoría de los mortales, un reto de la máxima complejidad. Con la humilde intención de tratar de dar un poco de luz a este tema, voy a explicar brevemente la forma de conseguir esos datos e historiales que tanto nos interesan. No entraré en profundidad en tecnicismos de difícil comprensión, ya que mi objetivo es ayudar a que cualquiera pueda conseguir su objetivo, sin necesidad de tener un conocimiento fuera de lo común.

Para facilitar un poco la explicación que haremos a continuación, lo primero que tenemos que saber es la estructuración de los Archivos Históricos Militares, para entender cómo debemos hacer una petición de manera efectiva. En la orgánica de Defensa se establecen dos tipos de archivos: los Generales y los Intermedios. Los Archivos Generales custodian documentos con más de 20 años de antigüedad, y los Intermedios documentos de entre 5 y 20 años. La explicación de esto se entiende con un sencillo ejemplo: cualquier español que haya formado parte del ejército, tanto profesional como obligatorio, ha generado una serie de documentación. Al causar baja en las Fuerzas Armadas, la documentación que pertenecía a esta persona y estaba custodiada en la unidad a la que estaba adscrito, pasa a la subdelegación de Defensa de la región donde estuviera destinado. En esa subdelegación se mantiene durante 5años. Transcurrido este tiempo pasa a los Archivos Intermedios, que son ocho archivos que se podría decir que coinciden con la organización de las antiguas regiones militares. En los archivos intermedios se mantienen los historiales hasta cumplir los veinte años de antigüedad, momento en el que pasan a los Archivos Generales.
Los archivos generales son únicamente cuatro, ubicados en Ávila, Guadalajara, Madrid y Segovia. A diferencia de lo que se puede leer en muchas ocasiones en comentarios en las redes sociales, los archivos no son de oficiales o suboficiales o militares de remplazo y ni mucho menos hay unos para historiales de militares republicanos y otros de militares franquistas. Tienen una organización bastante clara y, a mi entender, muy lógica. Vamos a ver qué podemos encontrar en cada uno:


Archivo General Militar de Madrid

Ubicado en el Paseo Moret de Madrid, este archivo custodia principalmente los fondos correspondientes a las campañas de África y Ultramar. En su creación inicial, fue el fondo de cartografía militar, por lo que este es otro de los contenidos relevantes que podremos encontrar. Como cualquier otro Archivo, encontraremos también colecciones privadas que han sido donadas, y una fototeca. Estos últimos aspectos quedan fuera de nuestro objetivo, ya que buscamos documentos personales. Hay que decir, antes de pasar al siguiente, que en el Archivo de Madrid también podemos consultar algunos documentos personales, si bien no están aún suficientemente clasificados ni microfilmados o digitalizados, por lo que la búsqueda puede ser compleja a la par de que es posible que no obtengamos resultados.


Archivo General Militar de Ávila

Situado en el palacio de Polentinos de la capital abulense nos encontramos el archivo correspondiente a la Guerra Civil. Cuando uno lee este título, enseguida cree haber encontrado la fuente perfecta para encontrar la documentación familiar, pero realmente este archivo custodia documentación mucho más amplia, ya que se centra en unidades, organización, diarios de operaciones, y todo lo relacionado con la campaña propiamente dicha, no disponiendo de historiales personales. No quiere decir esto que no pueda existir algo relacionado con nuestros familiares, pero tenemos que tener en cuenta que, de haberlo, será porque su nombre aparezca en algún documento general. También hay que destacar de este archivo los fondos de hospitales militares y de la División Azul, aunque esto quede fuera por ahora de nuestro interés.


Archivo General Militar de Guadalajara

Situado en la avenida del Ejército de Guadalajara encontramos un importante archivo militar para nuestra búsqueda familiar. El archivo de Guadalajara recibió, procedente del de Segovia en los años 80, la documentación de los órganos de reclutamiento y las unidades disciplinarias. También podremos encontrar los fondos correspondientes a Guinea, los de justicia militar, exámenes de penas y mutilados. Como podemos comprobar hay bastantes posibilidades de encontrar documentos que nos sean útiles en nuestra búsqueda.


Archivo General Militar de Segovia

Ubicado en el Alcázar segoviano, éste es el archivo de referencia para conseguir un historial militar, ya que es el que custodia la documentación personal. Este archivo es el archivo militar más antiguo de España. Al ir creciendo y aumentando la cantidad de documentos, ha tenido que irse modificando su estructura con el paso de los años, y ceder la custodia de grandes colecciones a los otros archivos que ya hemos visto. Como digo, este será nuestro archivo de referencia, y donde encontraremos seguramente la documentación más específica sobre nuestro familiar: la llamada hoja matriz de servicios, hoja de filiación o historial militar.


Después de ver un poco la parte teórica, vamos a ver la forma práctica de alcanzar nuestro objetivo.
Lo primero es recordar que, según la normativa, somos herederos de la documentación personal de un antepasado nuestro, pero en el caso de que lo que solicitemos sea una documentación de algún tema donde aparezca citado nuestro familiar, no somos herederos de la misma. Esto, que parece un tema baladí, nos indicará cuáles son los documentos por los que tendremos que pagar para reproducirlos y los que no.
Desde mi escasa experiencia en la investigación, pues es toda de carácter personal y por afición, y llevo en ello únicamente en torno a 10-15 años, las peticiones acostumbro a hacerlas de forma online, ya que al ser una afición, el tiempo que puedo dedicarle es limitado. No por ser online tenemos límite al acceso a documentos, pero sí tendremos que invertir más dinero en obtener muchos de ellos, y en muchas ocasiones erraremos el disparo al solicitar documentos de los que conocemos únicamente su clasificación, título y una breve e imprecisa descripción. Y lo digo, esto sí, desde la experiencia probada.
Sea de la forma que sea la que prefiramos usar, tanto presencial como a distancia, vamos a centrar este artículo en la búsqueda de documentación de un familiar
realizando una petición online.


La ventaja de un archivo militar es que todo está estructurado y organizado por igual en los distintos archivos, y de esa forma podemos encontrar libremente en internet el formulario de solicitud de documentación. Para conseguir estos documentos vamos a acceder a la web de Instituto de Historia y Cultura Militar, ubicada dentro de la del Ejército de Tierra:



Desde este enlace podemos dirigirnos a los Archivos Generales o a los Intermedios, y una vez dentro, en la descripción de cada uno de ellos encontraremos la posibilidad de descargar un archivo Word o PDF para hacer la petición. Estos documentos tienen una estructura común, aunque hay que destacar que los de Segovia y Guadalajara, al disponer de documentación personal, ya nos facilitan los campos a rellenar con los datos necesarios de nuestro familiar. En cambio, en los de Ávila y Madrid debemos hacer una descripción nosotros mismos, aunque podemos tomar como referencia el formulario de los otros dos. En este punto yo siempre aconsejo hacer la petición a Segovia, Guadalajara y Ávila únicamente (en este orden según importancia, como hemos visto en la organización de fondos), ya que, como hemos visto, en el de Madrid es muy extraño que encontremos algo interesante. Obviamente seguimos en el supuesto de historiales y datos de la participación de un familiar en la GCE.


Una vez que hemos descargado los documentos de los que hemos hablado, los rellenaremos tratando de aportar la mayor cantidad de datos posibles de nuestro
familiar. Es imprescindible el nombre y apellidos, como es lógico, pero también la fecha de nacimiento. Sin alguno de estos tres, mejor ni probar, ya que lo más seguro es que la respuesta sea negativa. También es interesante añadir datos del lugar de nacimiento, lugar de reclutamiento, años, y empleo militar que obtuvo. Esto facilitará al personal del archivo a localizar los documentos.

En estos formularios podréis ver que al final aparece una casilla de autorización. Se entiende que esto es para obtener documentos que no sean de un familiar directo. También podréis ver que se necesita autorización para consultar determinados documentos personales si no ha pasado un número de años desde el fallecimiento del titular. Yo hasta la fecha no he tenido que demostrar el fallecimiento de ningún familiar para obtener las documentaciones, aunque, si fuera necesario, una esquela de prensa sería válida como justificante. Para finalizar, tendremos que anexar nuestro DNI y firmar el documento. Una vez rellenos, los enviaremos por correo electrónico a las direcciones que vienen el la web que hemos citado antes y que son:

Archivo General Militar de Guadalajara: agm_guadalajara@et.mde.es

Archivo General Militar de Ávila: Archivomilitaravila@et.mde.es

Archivo General Militar de Segovia: agmsegovia@et.mde.es


Con esto que hemos visto hasta ahora, tenemos suficiente información para conseguir con éxito un historial militar. Voy a añadir cuatro breves detalles adicionales para aclarar unos aspectos que creo que pueden ser muy interesantes:

  • Sin duda alguna la petición a Segovia y a Guadalajara debe ser obligatoria en nuestra búsqueda. La de Ávila es menos relevante, pero si lo que vamos a hacer
    es una investigación en profundidad de un familiar, no quedándonos únicamente en su carrera militar, tendremos que intentar la búsqueda también en Ávila. En pocas ocasiones he obtenido algún resultado, pero sí es cierto que en alguna sí. De igual forma también he conseguido documentos con datos personales, que no se mostraron al realizar la búsqueda por nombre y apellidos, al no estar todo clasificado al completo en el citado archivo.
  • Si queréis profundizar un poco en los contenidos de los archivos, recomiendo buscar los cuadros de clasificación que se pueden obtener desde el enlace que he compartido más arriba, dentro de cada uno de los archivos. En esos cuadros podéis extender bastante la documentación que se custodia y quizás podáis
    encontrar alguna otra cosa que estéis buscando o pueda reportar información interesante.
  • Unido al punto anterior, en los cuadros de clasificación se puede ver que, tanto los archivos generales como los Intermedios, disponen de documentación de determinadas unidades. Los Intermedios suelen tener la relacionada con las unidades que se ubicaron en esa región militar, pero no es excluyente. Si buscas ampliar la investigación, después de haber obtenido el historial, es interesante leerse los cuadros de clasificación, analizando las “fechas extremas” para comprobar si podemos obtener alguna información desde la unidad de la que nuestro familiar formó parte.
  • Para finalizar, una vez que nos hayamos metido en profundidad en la investigación y ya busquemos el movimiento de la unidad de nuestro familiar,
    vamos a recurrir a Ávila. Tanto si nuestro objetivo es hacer la petición online, como si es ir presencialmente, es recomendable escribir al archivo con anterioridad y solicitar los “índices documentales” que se dispongan relacionados con una unidad de encuadramiento (ejército, división, regimiento, batallón…) de cara a poder ir resumiendo la información que queramos consultar. Estos índices los envían por email tras hacer la petición al correo que hemos visto anteriormente.

Con esto concluyo mi artículo. Espero haber traído algo de luz a todos para ayudar en vuestras investigaciones. Cualquier corrección o ampliación a lo expuesto será bienvenida. Mientras tanto, quedo a vuestra disposición por si debo aclarar o mejorara alguna de la información facilitada.

En Salamanca, abril de 2023.
Pablo RM