La Trinchera OlvidadaMuseoVestigios Guerra Civilvestigiosguerracivil

En las paredes de un molino de Blesa (Teruel)

En Blesa (Teruel), tras unos primeros días ocupado por la Guardia Civil para el bando alzado, fue
tomada toda la zona por columnas anarquistas. Todo los bienes productivos pasaron a ser colectivizados, y los
alimentos repartidos entre vecinos, tropas y envíos a la retaguardia. La producción principal de Blesa y los pueblos
de la contornada eran cereales, vino y azafrán.
Y precisamente, en uno de los tres molinos harineros operativos por aquel entonces los milicianos y los
molineros estuvieron conviviendo, quizá trabajando mano a mano. Durante aquel año en que el frente estaba a una
prudente distancia de 14 kilómetros, la República estaba aún más lejos y se montó una colectividad, algunos de los
milicianos que estuvieron se entretenía aplicando algunas de sus dotes artísticas.

De esta época data el bajorrelieve tallado en una pared del patio del molino, un perfil de estilo clásico, como los
de los emperadores romanos. Un miliciano llamado Ángel Bueno lo esculpió, y al parecer, la alusión al emperador
romano que representaba fue motivo para que un mando le reprendiera seriamente. Los matices políticos de esta
nueva sociedad llegaban, por supuesto, incluso a las representaciones artísticas, donde los dictadores clásicos eran
un símbolo a derribar.

Más adelante, en marzo de 1938, toda la zona fue rápidamente ocupada por los soldados del CTV italianos, aliados de los militares sublevados, quienes
también estuvieron unos días en Blesa.
Cuando se restauró el molino Bajo sobre 2008, al levantar las capas de cal de las paredes, comenzaron a aparecer
dibujos, que por la temática coincidían con la época. El molinero nos había contado ya algunas historias sobre el
molino en esos años.
En primer lugar, nos encontramos en las paredes del patio (o zagüan) con dibujos realizados con tinta granate.
Existe una silueta de perfil de un soldado, quizá ¿italiano? De trazo simple. Hay otros dibujos algo pueriles de
autobuses y ¿garajes? Es muy destacado uno que parece una letra de diseño muy rococó sin una sola recta. Y
vemos, como en un segundo plano, un dibujo de perfil de una mujer con un pañuelo ocultando su pelo, de trazo fino
y cuidado.

Actualmente, el molino Bajo de Blesa es un centro de interpretación de la molinería. Es propiedad del ayuntamiento de Blesa y es gestionado por la Asociación Cultural El Hocino de Blesa.